La fiesta de Moros y Cristianos consigue ampliar el almacenamiento de la pólvora a 96 horas

Las poblaciones que celebran fiestas de Moros y Cristianos cuya tradición esté arraigada al uso de la pólvora están de enhorabuena. El Boletín Oficial del Estado ha publicado la regulación, por primera vez, del Reglamento de Explosivos, en su Instrucción técnica complementaria número 26 para la celebración de manifestaciones festivas con uso de armas de avancarga y pólvora negra.

De este modo, después de reuniones por parte de las asociaciones y poblaciones festeras tanto a nivel autonómico como nacional, se ha conseguido que se amplíe el periodo máximo de almacenamiento de las cantimploras precintadas en los domicilios pasando de las 72 horas a las 96 desde el inicio del reparto de la pólvora hasta el inicio del último acto de arcabucería asociado a cada reparto.

Una regulación que supone además, que no exista requisito de número de tiradores ya que para poder obtener esas 96 horas, se debían de acreditar 500 licencias.

Además, según se publica en el Boletín Oficial del Estado, previo informe favorable de la Intervención de armas y Explosivos de la Comandancia de la Guardia Civil, el cómputo de las 96 horas se podrá iniciar en el día y hora del comienzo del primer acto de arcabucería, cuando el trasvase y reparto se tenga que realizar con uno o varios días de antelación a los actos.

Laura Villa, secretaria de la UNDEF.

 

Pepa Prats, presidenta de la UNDEF.